La semana pasada Domenico di Siena adelantaba en su blog el inicio de la segunda temporada de Think Commons. Es una gran noticia para nosotros, por varios motivos. Uno de ellos es que Think Commons es un proyecto que nos ha fascinado, por un motivo u otro, desde sus inicios. Otro, es consecuencia de esa fascinación. A partir de esta temporada seremos junto con Domenico, los encargados de la consolidación y del crecimiento de Think Commons.

Nadie mejor que Domenico para explicar en qué consiste Think Commons y Meet Commons , en el que también estaremos involucrados. Por lo que os recomendamos leáis su post.

Pero estábamos hablando de motivos. Sigamos con ellos.

El éxito de un método colaborativo propio.

Durante estos últimos años, hemos estado trabajando conjuntamente en diferentes proyectos lo que nos ha permitido ir desarrollando un método de colaboración en el que todos nos sentimos cómodos y por lo tanto que funciona. Un método que entendemos es exportable y aplicable a cualquiera que quiera emprender un proyecto colaborativo o mejorar sus procesos.

En esto de la colaboración se tiende a “vender” que es todo realmente fácil. Nosotros creemos que asumir que varias personas que no se conocen de nada, algún día diremos como nos conocimos nosotros, da para hacer un corto, se pongan a trabajar juntas con un objetivo común sin saber si el resultado final será el que esperan, es la manera más sencilla de quitarle parte del valor a estos métodos, por no decir que todo.

Y se lo quita no sólo desde un punto de vista “empresarial” sino también desde el personal. Porque sin el segundo, no existe el primero.

Tampoco es cuestión de ponernos ahora a mitificar los procesos colaborativos, otra práctica habitual que en nuestra opinión le resta credibilidad y le suma oportunismo. En realidad cuando uno profundiza sobre sus propios procesos descubre que son cosas bastante básicas.

No lo intentes, hazlo.

Hay muchas cosas que nos han llamado la atención de Think Commons. Su carácter adictivo, su potencial para generar comunidad y comunicar, su capacidad para generar ambientes de aprendizaje e intercambio de conocimiento, su naturaleza experimental….  Por supuesto, la oportunidad que supone para Comandante Tom tener entre nuestras manos un canal de comunicación.

Sin  embargo, uno de los motivos por los que hemos decidido unirnos a esta nueva etapa de Think Commons,  es por una causa más personal. Creemos en las personas que confían y que tienen la capacidad de pasar del pensamiento a la acción. Vivimos rodeados de proyectos de los que se habla mucho, en los que se piensa más y nunca terminan de ser una realidad.

Esto no ocurre con Think Commons. Cualquier persona que estuvo en Meet Commons, puede dar fe de ello. Cualquiera que cada miércoles a las 19h.30 sienta la curiosidad de saber que es lo que está ocurriendo en Think Commons, lo puede comprobar.

En esta nueva etapa nosotros nos involucramos en el proyecto desde la admiración por el trabajo de Domenico, el desafío de consolidar el proyecto y hacerlo crecer respetando y entendiendo su esencia. Sin ella, es mucho más complicado ser adicto.

Os animamos a que todos lo Miércoles a las 19h.30, hora de Madrid, nos veáis en directo desde   http://thinkcommons.org .

 

One comment on “Think Commons. Aprender del otro tiene algo de adictivo.

  1. Pingback: Think Commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

HTML tags are not allowed.